sábado, mayo 04, 2013

¿PUEDE UN MEDICAMENTO COSTAR 100.000 U$S POR AÑO?


Sí, ése es el costo anual, 100.000 dólares, para los enfermos de leucemia mieloide crónica, un cáncer de la sangre potencialmente mortal. El tratamiento con Gleevec, de Novartis que lo introdujo en el 2001, prolonga la vida de los enfermos a ese “módico” precio.
120 oncólogos de 15 países de cinco continentes denunciaron el precio de la droga como astronómico, insostenible e incluso inmoral en una publicación científica (en Blood, ver aquí)
No es el único caso: once de doce nuevos medicamentos oncológicos aprobados por la FDA en 2012 cuestan más de 100.000 dólares por año.
La denuncia de estos especialistas fue precedida por la decisión de los médicos del Memorial Sloan-Kettering Center de Nueva York de no recetar una nueva droga para el cáncer de colon que cuesta el doble (u$s 11.000 por mes) y no es  mejor que otra ya disponible (ambas solo prolongan la vida de los pacientes 1-2 meses)(ver aquí)
Estos abusivos precios de la industria farmacéutica se pagan en USA y otros países porque no hay quien pueda controlar sus excesos que afectan la salud de la gente en varios niveles (ver “Una Verdad preocupante”, aquí)
En Argentina el costo de Gleevec y similares está  entre 52.000 y 80.000 dólares que suele absorberlos el Ministerio de Salud  con reintegros a las obras sociales lo que ha sido un conocido foco de corrupción (ver aquí y aquí).
Los profesionales que denunciaron su precio excesivo discutieron cuál debería ser un precio justo y el costo de la investigación y desarrollo. Éste último se estima entre 90 y 1.000 millones de dólares. Novartis que explota el Gleevec desde el 2001, ganó sólo en el 2012,  4.700 millones y trata de prorrogar su patente que vence este año. Las corporaciones,  incluídas las farmacéuticas, tratan de maximizar sus ganancias a toda costa. Un medicamento que prolonga la vida, en una enfermedad crónica, es un “blockbuster”, una mina de oro a explotar.
¿Y cuánto vale una vida humana?

¿QUÉ OPINAS?

3 comentarios:

El oncólogo dijo...

Me parece bueno el artículo sobre “Puede un medicamento……..
Me permitiría agregar algunos comentarios:
Cuando se habla de aumentar 1 o 2 meses la supervivencia habría que aclarar que no es a todo el grupo de pacientes que toma una nueva medicación, sino a una pequeña proporción.
Ya hace más de una década que las revistas médicas sugirieron introducir el concepto de NNT, que es el número de pacientes necesarios a tratar para obtener un beneficio, lamentablemente casi ninguna publicación los menciona. El otro es el NNH número de pacientes que reciben un daño o toxicidad. Con respecto a los que se benefician en el tema del que estás escribiendo es alrededor de 50 pacientes tratados para que uno obtenga1 o 2 meses. En tanto la toxicidad es sufrida por el 100%.
En cuanto a la comparación que hacen los autores es con el Avastin, y si tomamos todos los reparos antes mencionados, ¿para que se lo indicamos a los pacientes, aunque el costo sea la mitad?
Yo creo que en algo debe influir que los autores reciben dinero de Genetech, que es el productor de Avastin., como reconocen en el artículo del The New York Times y todas las publicaciones médicas El único trabajo aleatorizado de quimioterapia con y sin Avastin no mostró aumento de la supervivencia en cáncer colorrectal avanzado.
Como verá el tema es bastante complejo y lo podríamos desarrollar en futuras publicaciones tuyas.
Dr. Carlos Delfino

Ruben Vallejos dijo...

¡Gracias Carlos por las precisiones!
El NNT es un concepto que lamentablemente se usa poco.
Tu pregunta sobre el Avastin es correcta y la alternativa que se ofrece poco sería el tratamiento paliativo.
Rubén

Ruben Vallejos dijo...


La crítica de 100 médicos mencionada en la cita por el exagerado costo de medicamentos oncológicos sigue provocando reacciones y comentarios. El precio de Gleevec en USA era de 30.000$ en 2001 y cubría el costo del desarrollo pero cuando Novartis vió que prolongaba la vida lo fue subiendo hasta 92.000$ en 2012 (http://www.nature.com/nm/journal/v19/n6/full/nm.3244.html?WT.ec_id=NM-201306)
Algunos seguros médicos se negaron a pagar ese precio.