martes, octubre 15, 2013

LA HISTORIA GRANDE Y LA REVOLUCIÓN AGRÍCOLA

GÖBEKLI TEPE

Uno de los hitos de la Historia Grande es el comienzo de la Revolución Agrícola hace diez o 12000 años. La misma consistió en que el hombre nómade y cazador,  gradualmente se volvió agricultor y ganadero a medida que lograba domesticar cultivos y ganados. Esta revolución ocurrió independientemente en varios lugares del mundo: en las Américas, en Eurasia, y en las islas del Pacífico. La arqueología sugiere las fechas tentativas y sujetas a nuevos hallazgos. Por ejemplo el reciente descubrimiento del sitio Göbekli Tepe en el sur de Turquía y fechado en hace 10-12.000 años, con complejas estructuras y bajo-relieves, muy anteriores a las de Stonehenge, sin rastros de asentamientos ni poblaciones asociadas lo que sugiere que los autores podrían haber sido nómades. Esta hipótesis genera más discusión que certezas porque requeriría una gran población nómade organizada y desarrollada lo que parece improbable. Por otra parte la genética vegetal ha permitido fechar y documentar el origen y avances de los distintos cultivos, y sugerir, por ejemplo, que las culturas preincaicas que domesticaron el poroto lograron, por simple selección, aumentar 400 veces su tamaño.
 La vida del hombre cambió drásticamente porque la agricultura requirió o generó,  la estratificación social y el asentamiento, la organización de tribus, pueblos, naciones e imperios. Jared Diamond, entre otros, ha calificado en 1999 la Revolución Agrícola como “el peor error de la historia de la humanidad” (ver aquí) porque trajo inequidad sexual y social, enfermedades y despotismo. Aunque la afirmación es chocante porque pensamos que la humanidad ha progresado en estos 10.000 años hay suficientes argumentos que documentan que frecuentemente  los campesinos han tenido peor vida que los nómades y las tres plagas mencionadas siguen con nosotros en el siglo XXI. Lo ilustran la inequidad con las mujeres, el racismo, la esclavitud, las castas y clases sociales, el hambre, la miseria y las enfermedades endémicas que azotan a 1.000 millones de nosotros, tiranos, dictadores y gobiernos corruptos por doquier (incluídos los señores feudales de algunas provincias argentinas) Por otro lado, ¿habríamos llegado al actual desarrollo cultural y científico sin la Revolución Agrícola? ¿Sin naciones ni imperios?
El Dr. Yuval Noah Harari de la Universidad Hebrea de Jerusalem argumenta ( ver aquí y aquí) que en la Historia de la Humanidad no hay Justicia porque al formar sociedades cada vez más complejas, asociarse en pueblos, naciones e imperios, se generaron divisiones jerárquicas y de género , clases, castas y discriminación sexual en perjuicio de las mujeres. Estas construcciones sociales, órdenes imaginarios,  que inventaron los hombres y que atribuyeron a los dioses, fueron útiles a líderes o invasores para mantenerse en el poder y organizar esos pueblos. Tal vez el ejemplo más relevante es el sistema de castas en la India que ha perdurado durante miles de años. El único sustento de estas realidades ficticias es que mucha gente las acepta como verdaderas. La única que tiene una base biológica es la del género, los humanos somos hombres y mujeres, pero la milenaria discriminación contra ellas no tiene razón de ser ni hay una explicación satisfactoria de su permanencia.
En los milenios posteriores a la Revolución Agrícola proliferaron los enfrentamientos, la esclavitud, guerras, genocidios y masacres étnicas asociadas a la formación de esas sociedades y a las construcciones sociales imaginarias mencionadas. Sin embargo la violencia estuvo siempre en nosotros desde  el relato de Caín y no sería atribuible a ella.
Personalmente no concuerdo con el calificativo de “peor error” porque estimo que fue un fenómeno inevitable dada nuestra naturaleza y la que nos rodea y que nos trajo hasta hoy cubriendo la Tierra con 7.500 millones de nosotros. Estamos llegando al punto de que podremos manipular nuestra propia evolución pero ¿hemos progresado? ¿Hacia dónde vamos?

¿Qué opinas?


5 comentarios:

Paula dijo...

Hola Ruben, vengo aquí desde el link que dejaste en el foro de Coursera. Si bien había leído resúmenes de otra chica que creo es francesa, es un placer encontrar un artículo como el tuyo donde no se limiten a resumir lo visto en las lecciones sino que haya una reflexión al respecto. Extraño un poco no tener el tiempo entre todos los cursos que estoy siguiendo, el poder interactuar más en los foros, por eso me parece genial que se compartan estas cosas. Ya te agregué al Google+ así estoy atenta a futuras publicaciones. La mía seguramente vendrá al acabar el curso completo, ahora me estoy dando a la tarea de subir las lecciones a youtube para compartirlas con mis amigos y mi marido que no hablan inglés.

Ruben Vallejos dijo...

¡GRACIAS PAULA!
Sabía de tu trabajo de ponerle subtítulos en inglés a los videos pero no los he visto...
¿Cuál es el link para ellos?
Rubén

Paula dijo...

Rubèn los estoy agrupando en esta lista
http://www.youtube.com/playlist?feature=c4-feed-u&list=PLLsE-i7PTxKAeSNQJVUEqhp-hpAKse2JP
No lo puse en el foro porque la realidad es que yo no sé si les gustará el hecho que esté subiéndolos a youtube.

Júlio César Medeiros dijo...

Ótima iniciativa

Júlio César Medeiros dijo...

Ótima iniciativa