jueves, noviembre 12, 2015

: LA EMINENTE REVOLUCIÓN ROBÓTICA PUEDE EXACERBAR LA DESIGUALDAD SOCIAL


Estamos ante una revolución robótica de la que pocos son conscientes. En el siglo XXI se está desarrollando la cuarta etapa de la revolución industrial que comenzó con la introducción de la máquina de vapor siguió con la producción en masa, avanzó con la introducción de la electrónica en el siglo XX y ahora presenciamos la creciente incorporación de robots en la industria, la medicina y en otras actividades. En la industria manufacturera, por ejemplo, hay robots que trabajan 24 h por día y por 30 días no necesitan supervisión humana. En la industria automotriz mundial hay 66 robots por cada 10.000 trabajadores pero en Japón ya hay 1520 robots. Se espera que el mercado global de robots se duplique en cinco años a 153.000 millones de dólares y que se triplique para el 2025 (ver aquí). En medicina  se han hecho, el año pasado, 570.000 cirugías con robots como el Da Vinci de los que ya hay tres en Argentina.
El creciente empleo de robots en la industria por el consiguiente incremento en la productividad está desplazando mano de obra (ver aquí). Mientras la industria manufacturera yanqui se trasladó a China porque ahorraba 65% en costos laborales el reemplazo de la mano de obra por robots puede ahorrar hasta el 90%. Esto está ocurriendo mucho más rápidamente que en previas etapas de la revolución industrial. China es consciente de este cambio de paradigma y está desplazando la producción de mano de obra barata al interior profundo o a países limítrofes como Myanmar mientras estimula la robótica industrial con fuertes inversiones. El año pasado de 224.000 equipos robóticos vendidos en el mundo 56.000 fueron a China, donde ahora hay 30 por cada 10.000 obreros pero serán 100 en cinco años.
Por primera vez en la historia tenemos el riesgo de que un elevado número de empleados no sean necesarios (ver aquí).  Los afectados serán no solo los trabajadores manuales sino también los de saco y corbata, administradores y ejecutivos, reemplazados por robots inteligentes capaces de analizar y controlar gran cantidad de datos más rápido y confiablemente. Se estima que el 47% de los trabajadores de Estados Unidos podrían ser desplazados en los próximos 20 años. El desarrollo de la inteligencia artificial (AI) en la robótica avanza velozmente(ver aquí).
La universalización de los robots inteligentes genera serias preocupaciones. El plazo para que los trabajadores afectados se capaciten y reubiquen se reduce. Con la revolución agrícola y las primeras etapas de la indutrial el plazo era de generaciones, ahora solo de años. Sin embargo la opinión de los expertos está dividida. La mitad es optimista y argumenta que el cambio es inevitable y hasta ventajoso (ver aquí) Las profesiones liberales están en crisis. Actividades importantes de médicos, abogados, contadores y otros están siendo automatizadas, robotizadas. Lo que no significa necesariamente la desaparición de las mismas ni el fin de nuestros problemas médicos, legales o contables pero sí un cambio profundo en la forma de resolverlos.

¿Y en la Argentina qué pasará?

¿QUÉ TE PARECE?


2 comentarios:

Ruben Vallejos dijo...

Ruben Vallejos En UK se pueden perder 15 millones de empleos según el Banco de Inglaterra http://www.theguardian.com/.../robots-threaten-low-paid...

Robots threaten low-paid jobs, says Bank of England's chief economist
Speaking at the TUC, Andy Haldane says a wider…
THEGUARDIAN.COM|DE LARRY ELLIOTT

Edgardo dijo...


1- Comentarios generales: Tal cual lo expresa la nota, es inexorable el avance de la automatización y la creación de inteligencia artificial para las más diversas aplicaciones. Los entes automáticos (robots, maquinaria asistida, etc.) realizan acciones u operaciones que les son programadas previamente. El avance hacia la inteligencia artificial hace que los robots respondan a algoritmos y bases de datos estadísticos y probabilísticos que le permiten comparar con las variables de entrada y decidir procesos en forma más eficiente (caminos más cortos, ahorro de tiempo, ahorro de energía, procesos más simples).
Con el avance de las capacidades de los procesadores, velocidades de proceso, se logra que estas comparaciones (que pueden requerir millones de operaciones matemáticas, ecuaciones, comparaciones en si mismas) se logren realizar en fracciones de segundo. Los avances en los materiales y los procesos de fabricación de piezas aporta el resto para que esta tecnología sea hoy una realidad. Y como el avance en materia informática es exponencial, los costos de estos equipos van descendiendo hasta ponerlos a alcance de las industrias a precios viables.

2- Qué pasará en la Argentina?
Mi opinión es que Argentina es uno de los países que no está a la vanguardia de las soluciones tecnológicas lo que representa un pro y una contra. El pro es que se obtiene el conocimiento de lo ya desarrollado para ser directamente aplicado. La contra es que existe un desfasaje temporal en la posibilidad de su aplicación. Como ejemplo, nuestros clientes están incorporando como novedad de última tecnología (tornos multi task por nombrar un producto), cuando estos equipos fueron desarrollados y exhibidos en muestras internacionales hace más de diez años. O sea, lo que comienza a implementarse en el mundo desarrollado, con más o menos demora será adoptado por los países en vías de desarrollo. Resumiendo: esta tecnología será aplicada también en Argentina.

3-Que me parece?
La utilización de tecnología produce un cambio de paradigma. Se deja de necesitar mano de obra básica para incorporar mano de obra calificada. Como dicho, los robots y demás equipos automáticos asistidos necesitan ser programados. Necesita de gente capacitada que les indique qué es lo que tienen que hacer. Aunque más y más se asemejen a entes autónomos no lo son. No tienen la capacidad de decidir por si mismos. Deciden por la información que se les incorpora a los sofisticados programas que los comandan. Incluso las fórmulas, algoritmos y datos deben ser cargados por un operario. La máquina tecnológicamente más evolucionada entrará en alarma y no hará nada si el operario se olvida de cargar un dato tan elemental como el seteado de una herramienta.
Por otro lado se necesita de mantenimiento cada vez más evolucionado. De diseñadores despiertos que aprovechen las capacidades que los nuevos equipos brindan.
Podría ampliar mucho más, pero en respuesta a la pregunta que se me hace, creo que lejos de ser una amenaza (la pérdida de puestos de trabajo y mano de obra) representa una enorme oportunidad para que, acompañados de serios programas de capacitación en las escuelas y universidades; en las empresas e instituciones, se produzca un enorme salto en la calificación del trabajo de los diferentes operadores.
Como la nota lo expresa, desde la revolución industrial, seguida de las líneas de producción y montaje, el avance de la electrónica y la informática aplicada; las industrias y los pueblos han ido cambiando y adaptándose.


Edgardo